VERBENA BAR. Hacía falta. Malasaña, Madrid | Lookinfood
Lookinfood es la web con la mejor gastronomía de Madrid. Restaurantes, cafés, tiendas, noticias, últimas aperturas, recetas y todas las novedades del mundo gastronómico. Echa un vistazo a nuestra guía IN-MADRID y si te apasiona la gastronomía como a nosotros, síguenos!
restaurantes, restaurantes Madrid, gastronomía, recetas, Madrid, guía restaurantes Madrid
3682
post-template-default,single,single-post,postid-3682,single-format-standard,edgt-core-1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor child-child-ver-1.0.0,vigor-ver-1.12, vertical_menu_with_scroll,fade_push_text_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

EL VERBENA HACÍA FALTA

Ya os adelantamos que somos muy devotos y devotas de esta casa, desde que abrieran un frío 17 de enero del 2014. De hecho, fue uno de los primeros posts que escribimos sobre nuestros favoritos de Madrid.

Hay una frase que encabeza el Manifiesto Verbenero o ideario inspirador de este local: Hacía Falta. No podemos estar más de acuerdo. Y esto es lo que pensamos cuando lo conocimos. Siempre que paseamos por las calles de Malasaña acabamos entrando a este pequeño bar. Da igual que no quepa un alma. Algo te invita a que entres y te hagas hueco amablemente entre toda esa fauna malasañera. Y, efectivamente, hacía falta. Hacía falta un sitio en Malasaña (sobre todo más allá de Espíritu Santo), en el que te apeteciera entrar de verdad y repetir.

En ese manifiesto también resumen muy bien lo que es El Verbena, una reivindicación del MadriZ más castizo, pero con ese punto moderni, fresco, divertido y canalla que hacia falta en el barrio. Es una declaración de (sus buenas) intenciones: comer, beber, divertir y divertirse.  Eso es la verbena kitsch y castiza de El Verbena.

 

Verbena-bar-malasaña-madrid_7

 

En su carta (también verbénica) no encontraréis nada diferente a lo que ya conocemos, pero os aseguramos que si sabéis elegir podéis comer muy bien, y sin rascaros mucho el bolsillo. Cocina sencilla y sin pretensiones a base de raciones y tapas muy Spanish, de las de siempre (croquetas, ensaladilla rusa, bocata de calamares, huevos rotos, ibéricos… ), pero hechas con tiento y gusto. Además de raciones, tienen varias opciones para los desayunos y meriendas, y su plato del día de lunes a viernes. También chocolate con churros los fines de semana. Todo como os decimos con precios bastante amigables. Os recomendamos su brunch o, como ellos le llaman, el desayuno fetén en tres pasos de los domingos. Tienen muy pocas mesas y cotizadísimas, así que no esperes llegar y besar el santo si no has llamado antes.

¡Y otra historia es su vermú de grifo! Allí ya no pedimos otra cosa, y además terminamos obligando a nuestros novicios acompañantes a pedirlo también. Advertimos: se empieza por ahí y se acaba con su traicionero Viejoven (vermú + gin + soda) en mano. Así salimos de allí claro. Y quizás, pensándolo bien, puede que este vasito de vino macerado en hierbas sea la causa de nuestra devoción verbenera. Si echáis algo raro a ese brebaje no nos lo digáis nunca y seguid haciéndolo. Pócimas de felicidad.

En sus redes sociales verás que además no paran de hacer divertidos eventos temáticos durante el año; exposiciones de artistas locales, maridajes de tapas+drinks+music en sus famosas Gastrosesiones o su animadísima Sesión Vermut.

 

Verbena-bar-malasaña-madrid_15

 

¿Y la gente? Amplitud y diversidad de público que ayudan a que el postureo malasañero -que lo hay- aquí sea mucho más relajado. Malasaños, malasañas, vecinos del barrio, guiris bien informados, expats, pijis, niñat@s, jóvenos y jóvenas, mujercitas y hombretones, modernos y modernas, chicos guapos con pelo, chicos guapos sin pelo, viejóvenes… Mucha fauna distinta dispuesta a mezclarse en los bailes bajo las luces de colores de la verbena.

¿De donde sale todo esto? Pues tendremos que preguntárselo a Laurin Trece, propietaria y madre nutricia de este niño mimado. La veréis por allí y pronto la reconoceréis; su rojo de labios y su carisma castizocanalla la delatan. El resto del equipo ayuda a mantener el ritmo en el día día de forma muy resuelta. Un buen servicio, rápido, natural, cercano. Y no es fácil: el tamaño, la forma del local y la afluencia de gente los fines de semana complican un poco la cosa.

El Verberna funciona. Ya se veía desde el principio. Hoy por hoy, cuando un sitio nuevo abre en Madrid y lo conoces antes por el boca a boca que por internet es que promete. Y así es como lo conocimos nosotros. Funciona porque se ve un proyecto muy personal y muy cuidado. Uno de esos sitios en los que se proyecta la historia, la personalidad y los gustos de las personas que hay detrás, en este caso de Laurin y de las manos amigas que le ayudaran a ponerlo en marcha. Y nuestra intuición (masculina) también nos dice que ese ‘Hacia falta‘ también era muy personal. Era el momento de hacerlo y cuando sientes esa llamada divina es difícil que las cosas salgan mal.

En este tiempo han conseguido enganchar a un público que se deja querer y mientras no cierren el grifo (del vermú) allí estaremos. Y es que siempre que vamos lo pasamos rebién y esto alla fine es lo que cuenta ¿no? ¡Por muchas verbenas más!

 

Verbena-bar-malasaña-madrid_2

 

Verbena-bar-malasaña-madrid_1

 

Verbena-bar-malasaña-madrid_8

Calle Velarde 24 (Tribunal) | Facebook Verbena | 91 426 64 91

lookinfood
lookinfood
hola@lookinfood.com
No Comments

Post a Comment

SIGUE LEYENDO