[LA TABERNA ERRANTE] El patito bonito de La Latina. Las chicas de LA TABERNA ‘ nos gustan. Esto lo sabéis y aquí ya os hemos explicado por qué. Después de un par de intentos en otras zonas céntricas de Madrid, este local termina instalándose en la Carrera de San Francisco, calle que culmina con la imponente vista de San Francisco El Grande. Cual protagonistas de la novela homónima de Chesterton, estas chicas se han recorrido Madrid con su barril (de ron cerveza) hasta plantarlo en la zona de tapeo madrileña por excelencia.

Pero no es uno más de la zona; de hecho, su situación, su público y su manera de funcionar lo dejan fuera del típico recorrido de guiris y domingueros latineros. Aquí se va a conciencia, sabiendo lo que te vas a encontrar, porque ya has estado o porque te lo han contado. Un gustazo encontrarse sitios como este en zonas como estas.

Y lo que te vas a encontrar nada más entrar es una barra a la que solo le falta un par de brazos para achucharte. En torno a ella y a sus incontables cañas bien tiradas, sus asiduos clientes y amigos, muy bien elegidos; son sus devotos parroquianos. En el interior, una sala con varias mesas, para evitar el bullicio de la barra los fines de semana. Eso sí, si os pasáis en sábado o en domingo y queréis sentar culo ya os advertimos de que tenéis que llamar antes. Y en temporada estival, una pequeña y cotizadísima terraza, que pese a estar en una estrecha acera cercada por coches aparcados, os aseguramos que es una de las terrazas más cómodas y tranquilas de la zona.

Todos los platos de su carta y los interesantísimos fuera-de-carta están muy pensados, para guardar ese equilibrio entre la comida casera hecha con amor del bueno y la altura que se le pide a un plato para pagar por él. Además, se atreven a experimentar con sabores menos nuestros y van experimentando con nuevos platos que entran y salen de la carta hasta acertar con el gusto de su público. Cuando dan con ello, ya es difícil sacarlos: su famosísima ensaladilla rusa, las trufas de morcilla o el pulpo asado, por ejemplo, son ya unos clásicos. Seria recomendación a los más dulceros: no podéis iros sin probar su Tarta de la leche, otro clásico en sus postres y una de las tartas caseras más ricas que hemos probado últimamente.

El éxito de esta taberna es el trabajo y la personalidad de quién la ha construido y convertido en una segunda casa de muchos de sus clientes -ya fijos- que arrastran desde años. Productos frescos locales y de temporada, mano de madre y trato de abuela; eso es La Taberna ‘

DIRECCIÓN

Carrera de San Francisco, 8

METRO

La Latina

HORAS

JUE – VIE: 19.00 – 01.00
SÁB: 13.00 – 17.00 / 19.30 – 01.00
DOM: 13.00 – 17.00

LUN – MIÉ: cerrado

€€€

 15 – 25 € 

MENÚ DIARIO

No

TEL.

@

SOCIAL

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Email to someone

PARECIDOS RAZONABLES

LA TABERNA ERRANTE
Rate this post