EL PAN CON TOMATE UNA VEZ FUE TENDENCIA - LOOKINFOOD. Guía gastronómica.
Lookinfood es la web con la mejor gastronomía de Madrid. Restaurantes, cafés, tiendas, noticias, últimas aperturas, recetas y todas las novedades del mundo gastronómico. Echa un vistazo a nuestra guía IN-MADRID y si te apasiona la gastronomía como a nosotros, síguenos!
restaurantes, restaurantes Madrid, gastronomía, recetas, Madrid, guía restaurantes Madrid
50791
post-template-default,single,single-post,postid-50791,single-format-standard,edgt-core-1.2,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor child-child-ver-1.0.0,vigor-ver-1.12, vertical_menu_with_scroll,fade_push_text_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

EL PAN CON TOMATE UNA VEZ FUE TENDENCIA

pan con tomate madrid

– El pa amb tomàquet ha sido un plato pervertido y maltratado especialmente en Madrid. –

En sus múltiples versiones, el pan-con-tomate es una seña de identidad del desayuno en casi toda España. Un comienzo del día que tuvo mejores tiempos en nuestro país. Como era previsible, no se supo aprovechar su potencial como plato identitario y vehículo cultural de la gastronomía española y la dieta mediterránea al mundo. Concepto éste último también poco aprovechado en pro de nuestra marca gastronómica internacional.

El pa amb tomàquet ha sido un plato pervertido y maltratado especialmente en Madrid. Aquí olvidamos rápido su origen catalán, cuyas primeras referencias escritas como plato de aprovechamiento datan de finales del XIX en Cataluña. Rápidamente le cambiamos el nombre (pantumaca) y lo hicimos nuestro. Nuestra aportación no enriqueció precisamente el plato. Al contrario: panes industriales o pan gomoso de gasolinera del día anterior, tomate equivocado y rallado, reposado y aguado en exceso, y aceites que no estaban a la altura de un plato tan desnudo y puro como éste.

 

Lo reivindicamos desde @lookinfood, más allá de absurdos nacionalismos gastronómicos, como un plato perfecto para empezar el día o para complementar cualquier comida, cena o brunch. Pero tratémoslo como se merece: un buen pan artesano tostado, de buena consistencia y de corteza crujiente y miga compacta; una pizca de sal; un restriego de tomate de ramallet o de colgar; y un generoso chorro de aceite de oliva virgen extra. Te damos la libertad, eso sí, de comerlo tal cual o de jugar y ser más creativo en los toppings, aunque si lo pruebas con un buen corte de jamón ibérico… poco habrá más que decir.

lookinfood
lookinfood
hola@lookinfood.com
No Comments

Post a Comment

SIGUE LEYENDO